Esta vez la Estrategia es decir Sí

Por: Lukas Jaramillo.

Los 5 puntos pactados en la Habana son: tierras, participación, conflicto armado, drogas y víctimas

fondo-habana

¡Es que imagínese guerrear 52 años para nada!

La guerra lo extravía todo pero tenemos que empezar a entender que una salida negociada a un conflicto armado no se trata de humillar al otro, es ponernos de acuerdo, es darle una salida al otro.

Uno de los extravíos de la guerra ha sido el narcotráfico: el conflicto interno armado se encontró con el negocio de la cocaína y la guerra contra el narcotráfico. En los acuerdos también hay una oportunidad de avanzar en la superación de lo que viene siendo un fenómeno trágico que trajo una solución ineficaz y con altos costos sociales: las mafias de la cocaína y la guerra contra las drogas.

Con los acuerdos de la Habana no vamos a llegar a la paz, pero sí le vamos a quitar una tajada muy grande al conflicto armado, a las sospechas, a nacer en un territorio sin oportunidades y estigmatizado. Podemos avanzar mucho en vencer los estigmas de la criminalización a las organizaciones campesinas, a las protestas, a los sindicatos y a los movimientos estudiantiles.

2

No me gusta eso de que la guerrilla pueda decidir sobre la protección y protocolos de seguridad de su movimiento político, pero lo entiendo. Fue acá, fue hace menos de 50 años, fue en medio de diálogos de paz que la Unión Patriótica fue masacrada.

Creo que lo más difícil de conciliar de los acuerdos es que van en contra de la acumulación de tierra y las tierras improductivas. Sé que cambiar duele mucho y creo que ese, el del fin de negocios con tierras de engorde, es un sacrificio que debemos de asumir.

Nuestra solidaridad y gratitud con los que tienen que sacrificar más con esta salida negociada a un conflicto, los negociantes de vastas extensiones de tierras que no han hecho empresa agrícola.

3

Nuestro amor y eterno reconocimiento a los que han tenido que padecer esta “guerra hijueputa” con todo su cuerpo, con toda su familia, con toda su tierra. Nuestra admiración a la valentía de los sintierra, a las víctimas que decidieron interrumpir el eterno ciclo de la venganza.

Hoy desde la ciudad; con respeto y humildad, saludamos al campo.

Volvamos a estar juntos.

1

Deja un comentario