Origenes

Una Casa para las Estrategias y una Sombrilla para las Ideas.

Una Casa para las Estrategias y una Sombrilla para las Ideas

Nos unimos para fundar Casa de las Estrategias por un interés por la investigación, habiendo descubierto que podíamos hacer mediciones, diagnóstico y análisis cuantitativos y cualitativos como un equipo –uniendo en el mismo proceso la elaboración de algoritmos, etnografías y teorías culturales y del comportamiento.

La casa era el símbolo de estar juntos haciendo lo que nos gustaba. Un espacio y una unión propicia para inventar y ejercer un oficio. Fuimos primero unos amigos pagando juntos un arriendo de una casa en Envigado (Colombia) y trabajando juntos –pensando, estudiando– en nuestros ratos libres.

Nos dimos cuenta que teníamos el recipiente, teníamos la casa como vacío importante para las ideas, pero nuestro oficio tenía que tener un foco de resultado y resolvimos que nuestros procesos arrojaban algo además de conocimiento: estrategias.

La ciudadanía y organizaciones que nos inspiraban eran autoras de maravillosas ideas y nosotros nos sumábamos diagnosticando, dándole lógica a un conocimiento compartido y comprendiendo el entorno para así dar con la estrategia.

Optamos por ser ese aliado liviano, que puede trabajar detrás de bambalinas y que nos puede acompañar todo un camino sin generar peso. Éramos una casa para las estrategias, así como una sombrilla para las ideas.

linea separacion

Estrategia como una posición

Estrategia como una posicion

Una estrategia es una posición cómoda desde donde comunicar o crear. Está hecha de tácticas que se ordenan en el tiempo, en el espacio, en terminales y a través de nodos de una red.

Estamos en un mundo donde la inmediatez y la interconexión hacen que los planes no sean efectivos o terminen en letra muerta. Necesitamos estrategias para mantener nuestro foco, nuestra filosofía, unas maneras de hacer las cosas siendo flexibles y logrando identificar oportunidades en tiempo real.

Algo importante de esto es que hemos comprobado también en nuestros tiempos que sostener una filosofía, trabajar en red y estar en simbiosis con una red, una población o grupos de personas puede estar en el corazón de una estrategia que haga duradera nuestra obra y presencia. La estrategia es la felicidad colectiva.

Posición, simplicidad y fuente

posicion simplicidad y fuente

La mejor posición es tener reputación por las razones correctas. Para llegar a esta posición necesitamos de la información correcta, para definir la posición necesitamos de información oportuna y para tener una posición a tiempo necesitamos de información única.

El rigor es ser fiel a las fuentes y el único camino sincero de la innovación es lograr captar fuentes de origen y hacerse a fuentes únicas. En nuestro oficio el desarrollo y el tratamiento de las fuentes es el comienzo para el desarrollo de conocimiento y cambiar una idea.

Nuestro trabajo con los datos, la comprensión y la medición es complejidad que absorbe complejidad para generar –finalmente– simplicidad. Si no se puede explicar con claridad es porque nuestro trabajo no está completo, es porque nosotros tampoco comprendemos y no hemos procesado la complejidad. Es así como nuestras entregas tienen que generar capacidad instalada mediante capacitaciones claras; contar con textos de gran calidad, pero donde las interfaces, las plataformas digitales, los videos y los gráfico (como mapas y pictogramas) entran a reemplazar los documentos largos.

Todo desarrollo numérico (matemático) puede ser narrado y los números que no pueden explicar no se comunican.

linea separacion

Los fines y los medios

los fines y los medios

En este camino hemos tenido un bonito capítulo comprendiendo las economías, escuelas, espacios y territorios del arte urbano. Artistas maravillosos nos dejaron ser parte de una red que está imaginando la ciudad. Los entusiasmos en el arte urbano fueron una escuela donde aprendimos que la red es un objetivo y no un medio, porque “juntos estaremos bien”.

Ahora cuando sentimos que tenemos un equipo humano consolidado, que comprendimos todos los procesos organizacionales que necesitábamos tener para cumplir con nuestra misión y servicio, es también momento de no olvidar un origen para volver siempre a él.

No podemos olvidar que empezamos Casa de las Estrategias por placer y nunca podemos dejar de disfrutar y de hacer el trabajo en equipo placentero. Aunque Casa de las Estrategias no tiene el objetivo de ser grande, va a ser siempre liviana y se va a encaminar en proyectos con poca financiación, este puede ser el mejor lugar para trabajar y podemos trabajar en los proyectos que más tengan sentido.

Casa de las Estrategias es un lugar para las convicciones y el rigor.